Fotografía de  Manuel Alejandro

Aliento
al niño
de los ojos cafés
que usaba jugar a dios
con LEGOS apócrifos de supermercado,
en su uniforme de kindergarden y de rodillas sobre la alfombra
cuántas veces no lo sabe, construiría el castillo
sin miedo
desde su dormitorio
sin papá, mamá o hermano,
por escalar con sus pequeños brazos desde un ataúd,
que lleva ya su nombre inscrito,
el entusiasmo de su metro y veinte de estatura.

De pie,
escucha,
con oído atento,
cada siseo bajo sus pisadas
y cada luna habitándolo.
No ignora el afán en su pecho
de expandir su mundo por encima de los cohetes,
inalcanzable para el más diestro alpinista,
que así como él añora
desde la mañana cuando despertó
lo que no puede tocar con las manos.

Benignos
cabellos con “fletap” (flat-up),
sacando chispas de lo concentrado
en busca de la piel de gallina
o emoción,
de poder sumar al refugio de su cuarto
un compañero temporal
que no entre como hombre por puerta ni ventanas,
ni del piso emerja como la sombra de un payaso,
que lo acompañe mientras haga la tarea
o no la haga,
y vigile que despierte de sus sueños.

Toma una pieza roja entonces,
con la mano derecha, entonces
aprieta el niño
y forma un puño
que en su palma la sangre va empujando
para sentir de nuevo la herida,
el ligero escozor y el desmayo
que no sucede
como cuando por poco
se parte el cráneo, de estrellarse
contra el portón de salida al terminar la escuela.
Con la mano izquierda,
que usará para escribir el verso en unos años,
toma una azul y viste los ojos.

Respira
y ten paciencia,
que yo te diré cuándo
un gigante de color llegará a ser soldado,
tiene pelo, cabeza, hambre
y en su pecho la silueta de un cantor,
tiene brazos en línea recta por si necesita volar,
su cara son tres puntos azules
sobre un paisaje carmín
y aunque no sonríe, parece tranquilo,
como tú.

¡Salta, duendecillo, salta!
una vez más ahora,
que eres feliz por ver alzada
desde el piso tu ternura
con los cubos que sin final construyen,
azul con azul
verde a rojo catarina
y ahí vas,
de un lado a otro de la alfombra
con los pies descalzos.

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s