En semana santa estuve en Guanajuato y aproveché para entrevistar a Gerardo Martínez, tesista de la licenciatura en Matemáticas por el CIMAT (Centro de Investigaciones en Matemáticas) y colaborador de revista Golfa, publicación de gran impulso aquí en la ciudad. Dentro de las actividades de dicha revista, se han desarrollado talleres literarios desde hace varios años y últimamente se ha incursionado en la lectura de poesía en voz alta. Estuvimos hablando de la situación actual de la cultura en la ciudad de Guanajuato, de la descentralización y del aprovechar su distanciamiento de otros lugares que son centros culturales para crear nuevas cosas, impulsar la creatividad de sus habitantes y sus relaciones con la comunidad. Para aquellos que han ido y no recuerdan o no conocen los lugares que mencionamos a lo largo de la entrevista, marqué en un mapa sus localizaciones para facilitar el tránsito.

Después de pedir un chamizo [chocolate con leche] en Café Tal y de hacernos las preguntas protocolarias: ¿cómo estás? ¿qué tal todo?, lancé la primera pregunta:

AO: ¿Qué está pasando en la escena de la poesía en Guanajuato?

GM: Ya ha habido intentos de unificar. Hemos tenido reuniones con la rectora del Campus porque se ha interesado en conocer a la gente que escribe poesía. Por parte de Golfa, tenemos un taller que ya lleva años funcionando, que es el taller, en general, de escritura. Lo que hacemos es reunimos aquí (en “Café Tal”) cada semana y compartir nuestros textos y hacernos observaciones.

AO: ¿Cómo se llama el taller? ¿Tiene nombre?

GM: No. Es el laboratorio de Golfa, y Golfa es el nombre de la revista.

AO: Y no pertenece a la Universidad de Guanajuato, sino que es un proyecto aparte.

GM: Sí, es un proyecto aparte. Es de un ex-alumno de Letras de aquí, pero él se acaba de retirar. Como que últimamente, digo, nosotros hemos intentado hacer cosas y yo no sé muy bien, pero hay una reestructuración de la revista y se está buscando expandir el taller, especialmente porque en este taller, por alguna razón, la gente se queda. A lo largo de años va desarrollando su voz. Entonces, una de las cosas que quiere hacer la revista es replicar el taller, creo que ya se abrió uno en San Luis Potosí, querían abrirlo hasta en Monterrey. Lo que está intentado hacer Golfa es expandir los talleres para intentar encontrar cosas interesantes.

AO: ¿Cuántos años lleva activa la revista Golfa?

GM: Lleva 7 años. De hecho, creo que cumple años el mismo día que yo. El 27 de septiembre.

AO: Entonces va a cumplir 8 años en septiembre.

GM: Otra cosa que Golfa quiere hacer es empezar a imprimir sus propios libros. Empezar un proyecto editorial, ya había habido unas ediciones ocasionales, y bueno, seguir manteniendo la revista digital, que siga en funcionamiento. También, para la descripción de la revista, se hace mucha cobertura del FIC (Festival Internacional Cervantino).

AO: ¿Cuál es tu función en la revista?

GM: Yo sólo escribo, asisto al taller y a veces he publicado en digital, pero soy un colaborador laxo. No formo parte tanto de la revista, pero sí la consideraría mi alma mater de la escritura, porque antes no escribía de manera sistemática, por así decirlo.

AO: ¿Eso es lo que te ha enseñado el taller?

GM: Sí, porque está bien visto que lleves un nuevo texto cada vez, entonces tienes algo que escribir cada semana.

AO: ¿Quiénes están en los talleres, los que colaboran en la revista?

GM: De hecho, quien lo imparte generalmente es un estudiante de letras. Hay temporadas en que hay una variedad muy grande de gente, hay temporadas en que sólo es gente de letras; mucha gente de mate (estudiantes del CIMAT) de repente llega, gente de química, arquitectura. Es un taller que se esfuerza por abrirse, al menos, a toda la Universidad, de repente llega gente no universitaria, pero en práctica se abre tanto como puede, pero siempre dentro de la Universidad.

AO: ¿Cómo funcionan los talleres?

GM: Si estás dirigiendo tú, simplemente vas anotando cómo va llegando la gente, entonces por turnos vas leyendo lo que cada quien trae, hay una segunda lectura, y después se intenta hacer que todas las personas digan algo del texto: qué les gustó, qué no les gustó, cómo podrían mejorarlo, qué partes estuvieron bien trabajadas, cómo intentar comentar los aspectos técnicos. El coordinador intenta reunir todas las visiones en una sola para ofrecer comentarios al escritor del texto. Entonces, lo chido es que por una parte te ayuda a escribir mejor, recibes comentarios bastante buenos, pero al mismo tiempo te ayuda a que tú mismo detectes cosas, que desarrolles técnicas personales de edición. Eso, por ejemplo, es lo que me ha servido más. Puedo escribir algo que no está tan chido en primera instancia, pero voy editando y editando… Lo que luego la gente dice es que es muy democrático.

AO: ¿En qué sentido es “democrático”?

GM: Intentamos enfatizar que ninguna opinión es más importante que otra.

AO: ¿Qué se lee regularmente? ¿Narrativa? ¿Poesía?

GM: Hay temporadas. Hace unos años la mayoría llevaba narrativa. Últimamente se está inclinando hacia la poesía, pero depende de cada persona. Luego, por alguna razón, una persona empieza a traer pura poesía o pura narrativa, bueno es lo que he visto.

AO: Los textos que realizan dentro del taller, ¿los llevan a leer a algún lugar o generalmente se quedan sólo en el taller?

GM: Originalmente se quedaban sólo en el taller y, ocasionalmente, se publicaban. Pero la verdad el que se empezó a esforzar por expandir las actividades del taller fue Valentín Eduardo (quien ha publicado en Página Salmón). Él fue quien comenzó a decir que teníamos que hacer lecturas públicas; ya le hemos aprendido un poco. Al principio hacíamos algunas lecturas públicas, pero siempre era en un lugar que no era tan adecuado, no iba gente. Por ejemplo, hicimos un par de lecturas en el Museo Diego Rivera, nos abrieron el espacio, fueron súper amables, pero la gente no fue. Estamos aprendiendo a leer en público de manera propia. Hay una lectura en el marco de la Feria del Libro de León [FILL, que se llevó a cabo del 26 de abril al 5 de mayo] pero no en la sede, en un café.

AO: ¿A qué te refieres con “leer de manera apropiada”?

GM: Puedes improvisar una lectura, y dices: bueno, éste es el poema que traigo en mi Google Docs. Ahora, intentamos planear desde antes, que cada quien tenga lo que va a leer para optimizar la presentación o la calidad de la presentación.

AO: ¿Generalmente cuánta gente va a leer sus textos?

GM: Es que va muy poca. Una vez hicimos una lectura donde están los puestos de libros, en el jardín Reforma. Esa vez nos organizamos porque la revista iba a cerrar por una ligera falta de recursos. Sin actividad, pues ¿por qué meterle $2000 si a nadie le interesa? Entonces, salimos a leer para recolectar dinero y juntamos más de dos mil en un sólo día. Esa vez sí había ratos en que llegaba mucha gente a leer. La lectura que tuvimos en el “Antik” se llenó, estuvo chido, eso nos motivó a intentar lo de la FILL; por ejemplo esa lectura del “Antik” se grabó. Golfa está pensando en comenzar a hacer registro de sus lecturas.

AO: Bueno, es que el “Antik” es un lugar que se presta para ese tipo de eventos.

GM: Sí, ahora están haciendo stand up ahí. De hecho, mi director de tesis es el líder los standuperos guanajuatenses. Tiene un taller, hacen una competencia por equipos de improvisación a lo largo de un semestre; la gente va a ver las partidas. Sí, ya no es poesía, pero están comenzando a surgir ciertas cosas.

AO: Cambiando un poco de tema, una cosa que me llama la atención de la ciudad de Guanajuato es que, por ejemplo, no hay una librería como tal, generalmente son estos puestitos de libros como el del jardín Reforma o algo ocasional. ¿Esto es un obstáculo para las revistas independientes o las actividades literarias? Porque en León sí hay, pero no todos pueden ir a León.

GM: Ya que es una ciudad chica no necesitas tanto. Hay una librería en particular donde hicimos una de nuestras primeras lecturas, se llama “La librería”, está por San Fernando). La han usado como eje para otras cosas, por ejemplo, hay una revista feminista de Letras que se llama Nosotras Las Wiccas y el punto de venta principal es esa librería. El obstáculo (no sé exactamente cuál sea el obstáculo) se vence con espacios apropiados; es decir no tienes la biblioteca, no tienes ese espacio público, entonces generas tus propios espacios.

AO: Y ese tipo de espacios son, por ejemplo, esta librería.

GM: O incluso el mismo “Café Tal”, aquí se organizan muchísimas cosas; en cierto sentido es casi un espacio público.

AO: A veces cuando tienes acceso a una librería, no aprovechas ese espacio para comprar libros o ver qué hay de nuevo. Viví aquí y sé, de repente pensaba: “chale, no hay libros, tengo que encargarlos”, “tengo que ir a León o “en León no hay y tengo que ir a otro lado”. Siento que tiene que ver con las prioridades que se dan dentro de la ciudad, o sea que a veces no son necesariamente culturales. Evidentemente, ahora lo veo desde la Ciudad de México, donde todo esta centralizado y a veces no te preguntas qué sucede en otros lados del país. Entonces te pregunto ¿qué piensas de esta centralización y de esta descentralización que de alguna manera está logrando revista Golfa con sus talleres, donde trabajan ustedes, quienes se han tenido que adaptar y crear sus propios espacios?

GM: Yo creo que la centralización a largo plazo es un obstáculo para el centro, precisamente porque al no tener que buscar soluciones nuevas, no existe el impulso de crear. Entonces, digo no sólo en Guanajuato, hacer arte en lugares pequeños requiere de creatividad para hacer que signifique en la comunidad, para distribuir el arte de manera efectiva. Creo que estar lejos del centro te quita ciertas facilidades pero te incentiva a hacer cosas nuevas, que es parecido a lo que hace la red de revistas Oajaca: están fuera del país y funcionan de manera independiente, tenemos una red de amigos que distribuyen las revistas a mano y cargan sus paquetes de revistas; y no te intentas alejar de las instituciones centrales, sino intentas no depender de ellas. Entonces formas cosas nuevas.

AO: ¿Qué te gustaría que se “formara” o sucediera aquí en Guanajuato?

GM: Una de las riquezas de la ciudad de Guanajuato son sus deficiencias topográficas, porque no es sólo que la hagan única. Pienso en la cañada, hay un espacio muy limitado donde la pendiente del suelo es cero, ¿no? Especialmente en el centro. Eso hace que la mayoría de la gente ande en un espacio muy chiquito, entonces a pesar de no ser una ciudad muy grande, generas una densidad muy alta para una ciudad de su tamaño, al generar una densidad alta, incrementas la cantidad de relaciones entre las personas. Eso es lo que genera la textura urbana: la densidad, no la cantidad; al generar densidad vas a generar relaciones humanas de manera natural. Entonces, lo que quiero decir es que estas relaciones humanas signifiquen tanto como puedan y se aprovechen tanto como sea posible. Esa es la manera en que las ciudades producen riqueza. Lo que me gustaría que ocurriera en Guanajuato es que se explotara el potencial que tiene dada su densidad urbana y creo que una manera de hacer eso es hacer arte, porque el arte cuando está bien hecho, escala mucho. Pues sí, en parte no salí de Guanajuato porque quiero entenderlo bien; quiero pronto salir, de manera buena, y comenzar a contrastar. Guanajuato es la ciudad del país con más investigadores SNI per capita. ¿Qué significa eso? En principio, nada; puedes tener a muchos investigadores juntos y que no ocurra nada, pero con las estructuras sociales adecuadas de ahí sale mucha riqueza.

En términos concretos, no sé, yo soy matemático, soy de términos abstractos. Me gustaría que hubiera industria artística en Guanajuato, que fuera fácilmente escalable. Por ponerlo de manera muy trillada, me gustaría que las voces guanajuatenses recibieran más en la esfera hispana. El español es de las lenguas menos productivas en internet. Hay demanda por contenido en español, es una oportunidad que no parece ser bien aprovechada. Se puede calcular la productividad de una lengua midiendo el número de usuarios que tiene en intetnet y diviéndolo por el número de sitios web en ese idioma. El inglés es siete veces más productivo que el español; el francés es tres veces más productivo. El español es la tercera lengua más hablada en internet, o sea es: inglés, mandarín y español. Casi el 9% de los usuarios, internautas globales, son hispanohablantes. Existe una demanda enorme. Mi objetivo general es que las voces guanajuatenses resuenen. Hacia donde intento guiar las cosas es que la gente le preste más atención al medio digital y lo haga de manera seria.

pagina_salmon
Imagen 1. Fragmento de mapa del centro de la ciudad de Guanajuato tomado de Google Maps, en él marqué el Jardín Reforma, la Plaza de San Fernando, el Antik café y el Café Tal, lugares que se mencionan en la entrevista. También están señalados el Callejón del Beso, el Teatro Juárez, la Alhóndiga de Granaditas y el Pípila que por default los destaca la aplicación (se me hace extraño que no esté señalada la Universidad de Guanajuato, pero bueno, es más adelante de Peter’s Pizza).

AO: ¿Qué tipo de dinámicas se te ocurren? No sólo de revistas digitales.

GM: Por ejemplo, hay una cosa con la que yo siempre he intentado convencer a la gente que es importante, pero nunca me hacen caso y no es trabajo que ahorita quiera hacer, pero es una idea interesante. Por ejemplo, en Facebook hay muchas comunidades donde la gente escribe y lee montones, pero no suelen tomarlas en serio. La dinámica que siguen es la siguiente: publican una imagen y un breve texto y, a partir de él (o a veces sólo de la imagen), la gente escribe sus historias. Los géneros y temáticas varían. Es cierto que la gente que postea ahí no tiene tanta “calidad literaria”, como a algunos nos gustaría, pero la forma está en reproducirse en el medio digital de manera natural.

Imagen tomada de Rock The Traveller

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Un comentario en “Taller literario y tejido urbano en Guanajuato: entrevista a Gerardo Martínez | Por Andrea Ortiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s