Ablanden las tinieblas

Mi padre en la noche arrastra sus pies de un cuarto a otro
en una misión oscura a través del pasillo.

Ayúdenme, espíritus, a penetrar su sueño
y aligerar su viaje sin descanso.

Ablanden las tinieblas para un vendedor
que todo pudo cautivar menos las sombras,

un inmigrante que se para en el umbral
de una noche vasta

sin su andadera o su bastón
y que no puede recordar lo que quería decir,

aunque alce el brazo, como en una profecía,
mientras el otro se sacude inútilmente alerta.

Mi padre en la noche que arrastra sus pies de un cuarto a otro
no es más un padre o un marido o un hijo,

sino un niño de pie al borde de un bosque
escuchando el aullido lejano de los lobos,

a los perros salvajes,
al batir primitivo de unas alas agitándose en las frondas.

Lay Back the Darkness

My father in the night shuffling from room to room
on an obscure mission through the hallway.

Help me, spirits, to penetrate his dream
and ease his restless passage.

Lay back the darkness for a salesman
who could charm everything but the shadows,

an immigrant who stands on the threshold
of a vast night

without his walker or his cane
and cannot remember what he meant to say,

though his right arm is raised, as if in prophecy,
while his left shakes uselessly in warning.

My father in the night shuffling from room to room
is no longer a father or a husband or a son,

but a boy standing on the edge of a forest
listening to the distant cry of wolves,

to wild dogs,
to primitive wingbeats shuddering in the treetops.

Autorretrato como Eurídice

Cómo soñaba con tus brazos envolventes
mi órfico secreto, mi acechante primer canto,
desde mi sitio en medio de las formas fantasmales

y esperaba sobresaltar la senda
de la tumba al inframundo —húmeda, en silencio—
donde temblaba en el abrazo de la noche

hasta que oí tu voz fatal, tu grito
fiel alzándose como un sueño olvidado
o un alma errante que pide luz

en la densa niebla de lo eterno, una canción que insiste,
y la seguí hasta el límite del mundo
esperando volver a respirar, escuchando,

hasta que súbita volteaste, mi flama oscura,
y una segunda vez morí por ti.

Self Portrait as Eurydice

How I dreamt about your engulfing arms,
my Orphic secret, my haunting primal chant,
from my place amid the phantom forms

and waited to startle the grave
path into the underworld —dank, silent—
where I shivered in the night’s embrace

until I heard your fatal cry, your fate-
full voice, rising like a forgotten dream
or a wandering soul calling for light

in eternity’s dense fog, an eager song,
and I followed it toward the earth’s seam
hoping to breathe again, listening,

until you whirled around, my dark flame,
and then I died for you a second time.

Una nueva teología

Dios no pudo soportar esa alegría
cuando escuchó sus risas en el huerto.
Los descubrió de rodillas en la tierra
(o aun peor) dejando que escurriera el jugo
de una granada por sus rostros. Los encontró
abriendo un higo deleitados
como si algo crucial hubiera despertado en ellos.
Pienso que todo el cuento —la serpiente, la manzana
con la noción del bien y el mal— fue un montaje
porque Dios no pudo soportar quedarse solo
con Su creación, mientras Adán y Eva celebraban
como una mujer y un hombre juntos en el Paraíso,
así como nosotros, amor, así como nosotros.

A New Theology

God couldn’t bear their happiness
when He heard them laughing together in the garden.
He caught them kneeling down in the dirt
(or worse) and letting pomegranate juice
run down their faces.  He found them
breaking open a fig with fresh delight
as if something crucial had dawned upon them.
I think the whole shebang —the serpent, the apple
with knowledge of good and evil— was a set up
because God couldn’t stand being alone
with His own creation, while Adam and Eve celebrated
as a man and a woman together in Paradise,
exactly like us, love, exactly like us.

Cómo será la última noche

Estás sentado frente a una ventana panorámica
en un café desierto cerca del mar.
La noche cae, y el dueño está cerrando,
aunque sigues encorvado sobre el radiador
que lentamente pierde calidez.

Ahora caminas hacia la bahía
para mirar los últimos azules apagándose en las olas.
Has vivido en casas pequeñas, espacios apretados —
siguieron encogiéndose los muros a tu alrededor—
pero el mar y el cielo también fueron tuyos.

No hay nadie cerca para beber contigo
la niebla acuosa, las profundidades turbias.
Estás solo con el cosmos que no cesa de girar.
Adiós, amor, muy lejos, en algún sitio cálido.
La noche aquí es interminable, el silencio infinito.

What the Last Evening Will Be Like

You’re sitting at a small bay window
in an empty café by the sea
It’s nightfall, and the owner is locking up,
though you’re still hunched over the radiator,
which is slowly losing warmth.

Now you’re walking down to the shore
to watch the last blues fading on the waves.
You’ve lived in small houses, tight spaces—
the walls around you kept closing in—
but the sea and the sky were also yours.

No one else is around to drink with you
from the watery fog, shadowy depths.
You’re alone with the whirling cosmos.
Goodbye, love, far away, in a warm place.
Night is endless here, silence infinite.

Imagen tomada de All About London

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s