Sobre un mar de papeles hay un niño sentado. Lee lo que parece ser una página de tiras cómicas. Al mismo tiempo sostiene en la mano derecha una paleta de hielo con ¿cubierta de chocolate? muy cerca de la boca. Como se trata de una fotografía no sabemos si recién acaba de darle un mordisco o una lamida, tal vez esté a punto de hacerlo. Me inclino por esta última posibilidad.

Placer. Esa es la palabra que me viene a la mente cada vez que vuelvo a ver Boy Reading newspaper del fotógrafo húngaro André Kertész (1894-1985). Pero no se trata del placer que da el lujo, ni la satisfacción del logro después de esfuerzos constantes, sino de los placeres más básicos. Como las mañanas de domingo, el viento del verano en el rostro, o un buen rincón para leer.

Y como una paleta de hielo que no nutre, y que tampoco tiene ninguna función utilitaria ni práctica, en el goce puro de todo esto late su esencia. No tengo idea de si algún extraterrestre podría entender este concepto (probablemente no entendería nada). Es algo tan nuestro hacer cosas inútiles y placenteras.

El niño ya se ha hecho de un refugio. Con sabiduría de gato se ha cubierto las espaldas, acomodándose en la entrada de un local. Se ha pertrechado de provisiones indispensables (la paleta, un cómic) y sólo queda sumergirse con deleite en otros mundos. No tiene prisa. Tampoco parece devorar el contenido. Todo en él da la impresión de que es justo –en tiempo y atención– con cada imagen. Saborea cada segmento, cada dibujo. Un lector así es el sueño dorado de cualquier texto.

Eran los años cuarenta cuando fue congelada esta imagen. En ese instante a este niño y a este fotógrafo no les importó nada de lo que sucedía alrededor de ellos, en todas las escalas y distancias: ni el desembarco de los aliados en Sicilia en el cuarenta y tres; ni la Batalla de Normandía en el cuarenta y cuatro. Tampoco las formas de las nubes en el cielo, si es que las había. Ni interesaron los transeúntes que casi seguro pasaban por la calle, cada uno buscando acortar el tiempo para llegar a su destino, pensando en los recibos por pagar o en el viernes por la noche. Caminantes que han permanecido fuera del cuadro. Exiliados del marco de realidad elegido por Kertész. Todo lo que importa en ese momento es una historia que imanta la mirada de tal forma que todo lo demás existe y deja de existir al mismo tiempo.

Junto al niño hay una ventana que forma parte del local en la cual se distingue un letrero: “Paper is needed now!  Bring it in at anytime!” La respuesta a la petición de papel parece no haberse hecho esperar. Mientras tanto alguien ha encontrado un tesoro.

Me llama la atención la firmeza de los brazos y del torso, la ligera tensión del cuello en la parte posterior por el interés en la lectura, todo ello en contraste con la distensión total de las extremidades inferiores del joven lector. Las piernas y los pies, como dejados a un lado, parecieran los de un muñeco inerte. El pantalón, los calcetines y los zapatos son oscuros, mientras la camisa es blanca, y esto resalta aún más la diferencia. Tal es el grado de absorción del texto que las partes del cuerpo que más nos conectan con esta realidad, con este mundo (recuerdo la expresión “tener los pies en la tierra”), permanecen inanimadas, oscuras, olvidadas por el viajante que al leer utiliza otros medios de transporte.

Esta fotografía fue publicada en 1944. No sé quién es el niño, ni qué habrá sido de él. Tal vez nunca lo sabré y aún así esta fotografía es más importante para mí que muchas otras en las que salgo retratada. Esto es porque no han sabido expresar lo que Boy Reading newspaper dice de mí y de tantos lectores. De quienes amamos los placeres simples. Los más importantes. Y los que, a veces, olvidamos.

Creo firmemente que esta fotografía es en realidad un autorretrato de Kertész. Nos encontramos también en el otro. Es mi autorretrato, incluso. ¿Es el tuyo también?

Facebook: /moniezen
Twitter: @moni_zen

Imagen tomada de Literal Magazine

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s