Fotografía de Gerardo Alquicira

Canto Introductorio

Cuando el que Es estableció su poder y venció a su portentoso Enemigo, decidió por unánime decreto construir su Imperio:

Y dijo el que Es: Sobre las vértebras de los Moribundos haré nacer palacios de Oro.

Y así se hizo: de la miseria surgió la opulencia

Y dijo el que Es: No puede haber Semejanza sin Diferencia ni Libertad sin esclavos que la sostengan.

Y así se hizo: Tomó su poder absoluto y esclavizó a tus ancestros, a ti, a tus hijos, a los hijos de tus hijos, a los hijos de los hijos de tus hijos hasta la milésima generación. Y tomó sus carnes y su sangre para edificar su gloria.

Y se volvió más grande. Y se volvió Majestuoso.

Mas aquí en un rincón, en la frontera de su Edén, en el corazón de una ciudad rota, en la distopía de la barbarie se levanta insensato el Ángel del Abismo para destronar al dios maldito que exige vidas humanas para seguir vivo…

Aforismos

1.- No se puede criticar al capitalismo sin imaginación. Ahí donde la imaginación muere y la suplanta la tartufería se llama Academia.

2.- No es a Friedman a quien deben dirigirse “alabanzas”: brillante como pocas fue la mente de Robert Lucas.

3.- Para un análisis contundentemente crítico: la verdad siempre está en las grietas.

4.- El pensamiento crítico debe estar a la altura de sus tiempos, de lo contrario sólo es un simple balbuceo escolástico. Un vulgar simulacro.

5.- Capitalismo es eso que pasa mientras los marxistas le cuentan las barbas al Profeta. (¡Alabado sea!)

6.- El capitalismo, más que líquido, es difuso. Está y no está, se esconde en las buhardillas y aparece como fantasma. No nos mintamos más: el modo de producción capitalista contemporáneo se edifica en el esclavismo: la trata, el sicariato, el outsourscing, la producción clandestina. Una gran virtud de nuestros tiempos es la libertad que tiene el capitalismo para exprimir por completo nuestros cuerpos… y luego traficar nuestros órganos y convertirlos en papel de mensaje para el narco.

7.- ¿Qué pasaría si el pensamiento crítico se hubiera convertido en algo tan bello y sublime como la más perfecta de las estatuas jamás realizadas? Tal vez sería una portentosa escultura, como el Zeus de Fidias… en medio de la masacre, la lluvia de balas, las fosas clandestinas y las guerras interminables de los nuevos tiempos del capitalismo. Quizás, el pensamiento crítico enarbola herramientas para tiempos muertos, enarbola a un Zeus en medio del torbellino de la decadencia.

8.- La anomalía es la condición de posibilidad para que el mundo capitalista perviva y se reproduzca aún en los escenarios más estériles e impensados.

9.- Para legitimar la barbarie, las doctísimas mentes han revestido un remedo de “Física social” y la han llamado Ciencia Económica.

10.- El “atraso latinoamericano” es ilusión de la tierna infancia intelectual. El “atraso latinoamericano” es, en realidad, parte nodal del capitalismo contemporáneo. No hay centro. No hay periferia: el capitalismo es el fantasma que recorre el mundo. Periferia es Centro y el Centro está en la Periferia (¿O es que, mequetrefes académicos de pasillo, no leyeron dialéctica?).

América Latina (y no sólo ella) es el laboratorio de las últimas novedades de la barbarie capitalista. Ahí termina y ahí se actualiza, y como fénix renace desde las cenizas de bosques devastados, terrenos robados a los campesinos y mares fumigados de negro veneno.

11.- Predicar entre conversos es el hilo de Ariadna en el simulacro del compromiso político.

12.- Al globalizar la economía, y con ello el abaratamiento de los costos, la industria contemporánea nos disfraza de “marginalidad” su epicentro: nos disfraza de “desindustrialización” y “clandestinaje” su rostro más acabado y eficaz para el control total de toda faceta de la vida por parte del capital: el rostro de la esclavitud.

13.- El orden siempre está en el caos … ¿o acaso no has pensado en los bien cimentados nodos de circulación de capital (la trata de blancas, el tráfico de drogas, etc.) de las grandes favelas y las manchas urbanas?

14.- La Ciencia Económica presta particular atención al incremento generalizado de los precios. Pero la inflación es, con todo y su despliegue matemático, una manifestación del ejercicio hermenéutico del miedo a través de las instituciones encargadas de distribuir el saber macroeconómico.

15.- La búsqueda del equilibrio es el mantra con el que necios se empeñan en no dimensionar la escala real de la barbarie.

 

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s