La tumba

Bajo el fúnebre fastidio del día sin retorno
firmemente fatigado por la causa y la costumbre
va forjándose flagrante la raíz de lo ocurrido
sin tocarnos ni mirarnos por detrás de lo finado

Finamente custodiado por la fuente de los sueños
va fincando la mirada la planicie del recuerdo
feneciendo a la llegada de un rayo que acostumbra
frágilmente destellar a las puertas taciturnas

Fracturada la llegada de esa vida circunscrita
solo quedan contempladas las fisuras de unos rostros
que al forzarlos a decirnos cuál ha sido su infortunio
van fingiendo su existencia zigzagueando entre lo nulo

¿Dónde van los forajidos que a la frente van frotando?
¿Qué propósito fugaz mediaran en la penumbra?
Si supiera que me encuentro en el borde de una fosa
¿costaría figurarme que soy yo el de la tumba?

Miradas

¿Qué hago aquí? Me pregunto mientras veo
el tumulto de los ojos bailarines
que a la danza y el festín de los colores
contorsionan su mirada singular
consumiendo en su entrada cristalina
lo que aporta el horizonte socorrido
de otros ojos que no dejan de mirar
Unos ojos me ven y se voltean
otros ojos me quieren traspasar
y de tantos que ven que los observo
a ninguno logro descifrar

Imagen tomada de: manni0656

Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s