Prisa

Nohaytiempoparadetenerseenespaciospuntosycomasmenoscuandoestásapuntodehacertedelbaño. 

Ícaro

Ícaro, en contra de su suerte, se resolvió a ascender creando unas alas mecánicas que funcionaban con celdas solares. Aquel día llegó, uno soleado, así pues se lanzó de un risco, abrió sus alas y comenzó a surcar el cielo. Volaba cual pájaro y ganaba paso hacia el septentrión, sin embargo eso les disgustó a los dioses: su insolencia fue castigada con un eclipse. 

Imagen tomada de samyukth.com

Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s