Hombre volador

entre sinuosas fábricas

o con el hule asido

en la cintura libre,

despegado del suelo,

como un parido,

al aire seco y orgulloso

en que el primer soplo

da el albedrío olvidado,

cima su cráneo,

hombre volador,

oprimen el cosmos

sus decenas de metros,

se eleva, rompe glorioso,

fábricas oscuras,

metal el límite

mas no metálica

el alma,

doble es el ser

que salta

y además se detiene,

drama del monólogo

que reverbera sólo

y cae o asciende,

mas no se relaciona,

hombre embebido, halcón,

volador que el viento

no ahoga,

espalda, sin alón,

que inflama

el curvo aliento del tiempo,

lo acaba mientras lo ama,

volador que, consumido,

riega sendas abiertas

donde, opaco,

el piso nada alcanza,

volador, hombre,

voraz de pies

tan blancos

que no rozan las púas,

vanidosos temores

que vuelven

la costumbre a la tierra

en inflexibles raíces,

no son cárcel artera,

sino agónica sombra

que sus piernas tan verdes

de veloces no arraigan,

volador

que inauguras

hoy mi nombre precioso,

grave, lúcido,

en el presente despierto,

mi padre está muerto,

las coordenadas se muestran,

en superficie, nubladas,

mas el dolido faro

en la prudencia se ampara,

volador con los sesos

rasca fortuna en la calma,

vibra el sereno que pasa

por la calle desarmada,

fábrica fría, aunque clara,

entendimiento que sorbe

flores minúsculas

del estéril embargo,

cemento, pues,

próvido de ánimos,

hombre simiente

que tienta

con pasos lo álgido,

corazón que revienta

de fuego,

si tímido entristece,

enmudece, no obstante,

en lo alto,

caverna viva

de espejismos domados,

otro día vamos distraídos,

hoy con cítaras bravos,

hombre volador

que el descanso no tumba,

con los ojos atentos

la paz se desnuda,

y el abismo, que es ciego,

tiene voz de concordia,

volador que resumes

entre ásperas notas

un fulgor satisfecho

de hacer coplas del polvo,

se traduce el espectro,

eres tú el que despegas

en la noche siniestra,

entre fábricas,

intacto,

mientras yo,

que no pienso,

dormido,

me asombro.

Fotografía de Tom Wigley

Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s