A Rafa, un ángel más.

Vuela

En el anhelo te quise,

a la espera te despedí,

y del sol grisáceo trato de entender

tu partida al amanecer.



Se pintan sueños al horizonte,

más allá de las nubes, el arcoiris brilla

sin el olvido.



La vida lo arrebata,

o la muerte lo reclama,

una lágrima vuelve a brotar.

No jugamos, no reímos,

una herida ingrata quedó.



Te digo adiós,

retoño, mientras la noche

se termina y el día

comienza una vez más.



Fotografía de Jak O’Dowd

Escrito por:paginasalmon

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s