Fotografía de Gerardo Alquicira

A Salvador Novo

*
Me mancilla la voz aquel nombre
que en su vientre tus padres sembraron,
la palabra que otrora pensaron
cantarías para tu libertad.

Crearon en su anhelo una vida,
antes que ésta sin más ocurriera,
antes que lo sembrado emergiera
confundiendo su amor,
¡vanidad!

*
Ensombrecen al valle y su gente
la reunión de una casta de nubes,
previniendo el tesón del querube
a quien toca la piel consagrar.

Que te levanten proezas y hazañas,
su ropaje muy pronto te envuelva,
y que el divino prestigio te absuelva
del martirio por completar.

*
Aquel que tu piel le enardece
hoy orilla tu cuerpo al encierro,
ese claustro que es la sombra del hierro
con que antaño ostentaron piedad.

Envenenen sin pena en tu entierro
dos compases, un tono risueño,
que tu estirpe despierte al ensueño
de su inerme y febril voluntad.

*
Que nos salve el honor penitente,
la locura que sane al delirio,
amarillo infinito de lirio
eres venganza y antigüedad.

¡Que renazca el sentido con hiel!
¡Que perezca en tu sien el olvido!
¡Ay la virtud del pesimismo
que nos une,
…………………….solidaridad!

*
Te despojan la duda, la deuda,
parto, la cuestión nos seduce,
victoria del desacato
con quien se funde la realidad.

¿Cómo has de hacerlo junto al recato,
madre y padre, falso pudor?

Quien te cobra con pundonor
no merece nuestra piedad.

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

2 respuestas a “Exhumación del cuerpo homosexual | Por Luis Arístides Rodríguez Solís

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s