En brillante redondez

se asoma la luna del escorpio.

Frente a su rostro de lava y memoria

enumero sus dones,

agradezco sus tinieblas.

(le digo)

¿Qué trozos de mí he dejado al camino?

Rastros de piel de víbora

vistos de reojo en el tiempo.

¿Qué huesos me quedan?

¿Qué musculatura los cubre y pulsa?

¿Son gotas de la misma sangre

las que hoy manchan la entrepierna,

la sábana pulcra?

Mi nombre ya es, quizá,

un anagrama,

varios seres en letras dispersas.

(responde)

Eres Morayma de Granada,

antorcha, estramonio, pez

pero tus huellas

han de ser arena al viento,

tu carne, vasija rota,

un cráneo más en la pira del aghori

y cuando dejes de temer a eso

la eternidad será guirnalda sobre tu pecho.

Imagen tomada de Steemit

Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s