Ilustración de s.C O B O.d

La quema de brujas

Quemaron a una bruja en Bingham Square
la tarde del viernes pasado.
El humo era más negro que
la sombra de la luna;
las llamas ardientes eran del verde
de un fuego fatuo…
Y aquélla que maldijo a los devotos,
no maldecirá de nuevo.

Quemaron a una bruja en Bingham Square
frente a la entrada del pueblo.
Una mujer levantó su mano afilada
para condenarla, tensa con odio.
Un charlatán lanzó una piedra—
Su mejilla pálida se enrojeció…
Pero ella con cierto desdén
mantuvo la cabeza en alto.

Quemaron a una bruja en Bingham Square;
el terror inundaba sus ojos.
Era una muchacha delgada, bella,
no más alta que una cría.
La ataron rápido a la hoguera
y rieron al ver su miedo…
Sus labios murmuraron palabras secretas
que nadie se atrevió a escuchar.

Quemaron a una bruja en Bingham Square—
Pero antes que sus huesos fueran ceniza
mojada por la lluvia repentina,
dejó su marca en la multitud…
Pues el tiempo no puede borrar
el eco de su sufrimiento,
la memoria de su rostro.

Witch-Burning

They burned a witch in Bingham Square
Last Friday afternoon.
The faggot-smoke was blacker than
The shadow of the moon;
The licking flames were strangely green
Like fox-fire on the fen…
And she who cursed the godly folk
Will never curse again.

They burned a witch in Bingham Square
Before the village gate.
A huswife raised a skinny hand
To damn her, tense with hate.
A huckster threw a jagged stone—
Her pallid cheek ran red…
But there was something scornful in
The way she held her head.

They burned a witch in Bingham Square;
Her eyes were terror-wild.
She was a slight, a comely maid,
No taller than a child.
They bound her fast against the stake
And laughed to see her fear…
Her red lips muttered secret words
That no one dared to hear.

They burned a witch in Bingham Square—
But ere her bones were sodden ash
Beneath the sudden rain,
She set her mark upon that throng…
For time can not erase
The echo of her anguished cries,
the memory of her face.

Texto original: “Witch-Burning” en Weird Tales.
Vol. 28, octubre de 1936, no. 3. Pág. 288.

Anuncios
Escrito por:paginasalmon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s